"Si pudiera dormir rodeándote con mis brazos, la tinta podría quedarse en el tintero" (D. H. Lawrence)

martes, 30 de julio de 2013

"El crimen fue en Granada: a Federico G. Lorca" de Antonio Machado ( 1875-1939)



          1. El crimen
 
  Se le vio, caminando entre fusiles,
por una calle larga,
salir al campo frío,
aún con estrellas de la madrugada.
Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.
El pelotón de verdugos
no osó mirarle la cara.
Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico
—sangre en la frente y plomo en las entrañas—
... Que fue en Granada el crimen
sabed —¡pobre Granada!—, en su Granada. 


          2. El poeta y la muerte
 
  Se le vio caminar solo con Ella,
sin miedo a su guadaña.
—Ya el sol en torre y torre, los martillos
en yunque— yunque y yunque de las fraguas.
Hablaba Federico,
requebrando a la muerte. Ella escuchaba.
«Porque ayer en mi verso, compañera,
sonaba el golpe de tus secas palmas,
y diste el hielo a mi cantar, y el filo
a mi tragedia de tu hoz de plata,
te cantaré la carne que no tienes,
los ojos que te faltan,
tus cabellos que el viento sacudía,
los rojos labios donde te besaban...
Hoy como ayer, gitana, muerte mía,
qué bien contigo a solas,
por estos aires de Granada, ¡mi Granada!»

         
 3.
 
  Se le vio caminar...
                      Labrad, amigos,
de piedra y sueño en el Alhambra,
un túmulo al poeta,
sobre una fuente donde llore el agua,
y eternamente diga:
el crimen fue en Granada, ¡en su Granada!



Aunque más de un  apasionado de la Literatura me tachará de zopenca, admito que  jamás se encontró Machado entre mis poetas preferidos ; sin embargo, quiero dejar constancia de estos versos que hallé en su Antología  y que sí me llegaron al alma ( posiblemente por la republicana que llevo dentro)  Ya me contareis qué os parece. 

4 comentarios:

  1. ¡Zopenca! A mí tampoco me entusiasma Machado. No vamos a cortarnos las venas, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Propongo que mejor creemos un club; a lo mejor descubrimos que somos más de los que yo pensaba. Gracias por subirme la moral.

      Eliminar
  2. Muy concreto, gracias. Después de nuestra conversación, me retracto un poco, pero sólo un poco, de lo dicho. Sigo prefiriendo " escuchar" a Machado que leerlo. Abur.

    ResponderEliminar