"Si pudiera dormir rodeándote con mis brazos, la tinta podría quedarse en el tintero" (D. H. Lawrence)

jueves, 10 de marzo de 2016

"DÍA DE LA MUJER"


Esta semana, un año más, se ha celebrado el día de la mujer. Desde que comencé este blog he dedicado un artículo al tema en estas fechas y hoy no podía ser menos.
Quiero homenajear en primer lugar a unas mujeres asombrosas, que realizan una labor valiosa – no para ellas sino para sus semejantes – prestando su auxilio en amplios campos de necesidades ; me refiero a “las hermanas del Buen Pastor”.Podría ser cualquier otra congregación, pero con ésta me he pasado casi veinte años de mi vida codo con codo y he asistido a su día a día, de veinticuatro horas disponibles, de sonrisas atentas, de cariño verdadero a sus semejantes más desfavorecidos. En Badajoz, Isabel de la Riva creó una escuela para alfabetizar a mujeres sin recursos y sus compañeras organizaron un taller de confección textil que ha ayudado a muchas familias, tanto a llevar ropa de calidad como a buscarse el sustento de diferentes modos; pero sobre todo, se ha aumentado la autoestima de dichas mujeres, que es el fin principal en este tipo de proyectos. Se han dejado la piel cuidando enfermos, ayudando a inmigrantes, proporcionando alimentos...Lo dicho, una tarea que hacen con humildad y sin que apenas nadie se la agradezca, pero que no puede caer en el olvido. ¡Ni qué decir de los años pasados en el extranjero, no ya evangelizando sino llevando salud y educación a tantos pueblos! Os trajisteis enfermedades y tristeza por abandonar personas que significaron tanto para vosotras... ¡Escuchar a Paulina era encogerse el corazón...! A todas ellas, las que aún siguen y las que ya se fueron, gracias. Da igual lo que os mueve - para ésta medio atea - lo importante es lo que hacéis.
En segundo lugar, quiero homenajear a las personas que sufren enfermedades difíciles - ¡qué tontería, cómo si hubiera alguna fácil! - Me refiero a mujeres como Ángeles Hernandez, con quien tengo la fortuna de compartir vivencias desde hace muchos años; una persona que me ha demostrado que “querer es poder”, que una silla de ruedas no condiciona a una mente lúcida y ansiosa de seguir aprendiendo y disfrutando; que una enfermedad limita, pero no paraliza. Su deseo de disfrutar de la vida es contagioso, su ánimo, su fortaleza. Me ha dado tanto impulso a través de los años, me he atrevido a tantas cosas gracias a ella, que sin su presencia yo no sería quien soy. Valoro cada movimiento que realizo como si fuera una bailarina ¡porque tengo dos piernas para usar! , valoro mis manos y las obligo a ser hábiles, que para eso funcionan...y, sobre todo, valoro mi capacidad de independencia, que es algo en lo que no solemos fijarnos. Ella tiene esclerosis múltiple, pero conozco personas sanas que padecen esclerosis cerebral, que se derrumban a la primera de cambio y no son capaces de afrontar los problemas...La vida es una lucha, de eso no nos libra nadie; pero si lo hacemos a corazón abierto, con coraje, como las mujeres que protagonizan mis novelas y las que me gusta leer, el mundo avanzará con energía positiva.
Para todas las mujeres que mantienen esa actitud ante la vida, que viven sus momentos a través de los demás, que son capaces de sonreír frente a las adversidades...¡Feliz día de la mujer y feliz año!

3 comentarios:

  1. Enhorabuena a todas esas mujeres de las que hablas, por su esfuerzo y por su dedicación; mi más profunda admiración por todas, sobre todo por Ángeles cuya vitalidad y fortaleza no puedo dejar de ensalzar.

    ResponderEliminar
  2. Que vivan las mujeres!!! Pero sobretodo que vivan las mujeres con coraje, como Angeles.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu mencion. Disimular se me da muy bien, ja ja ,
    Angy

    ResponderEliminar