"Si pudiera dormir rodeándote con mis brazos, la tinta podría quedarse en el tintero" (D. H. Lawrence)

jueves, 19 de abril de 2018

La magia de los libros


Primero fueron los cuentos: La ratita presumida, Hansel y Gretel, Piel de asno, Riquete el del copete...y tantos más.
Después los tebeos: TBO, Jerónimo, El capitán Trueno, El jabato, El zorro…
Más o menos por entonces, también los ilustrados de Bruguera: Corazón, Tarzán,  Viaje al centro de la tierra, Cinco semanas en globo, Historia de dos ciudades…
Ya adolescente total: Corín Tellado, Agatha Mor, Marcial Lafuente Estefanía…y las originalidades de Erich Von Däniken o Jiménez del Oso...
Siguieron los obligatorios libros de lectura del instituto, aburribles unos, como Milagros de nuestra señora y  sorprendentes otros, como La familia de Pascual Duarte.
Para colmo, a través de un amigo bibliotecario descubrí el apasionante universo de El señor de los anillos y rarezas como La metamorfosis o El castillo de Kafka, en esa época en la que lo leías todo, de comienzo a fin. Autores americanos, europeos, españoles del exilio y de la resistencia pasiva criados en una España inhóspita.
Todo lo que había que leer, se leyó. Poesía, teatro y prosa.
Miles de esas historias se quedaron conmigo; otras, se olvidaron. Pero todas hicieron de mí una lectora apasionada. Y, supongo, contribuirían a crear a la escritora.
Me decanto, lo sabéis quienes me seguís, por la novela negra, por las historias intimistas, las mágicas de Allende o García Márquez, las de guerra y posguerra, de Almudena Grandes o Manuel Rivas… Y por supuesto, la romántica, la buena, la de Diana Gabaldón  y la de cientos de autoras, españolas y extranjeras...la de mundos oscuros, vampiros, lobos, cambiantes...o simplemente las de amor amor.
Así pues, si mi vida siempre estuvo plagada de libros ¿ cómo no voy a celebrar el lunes 23 que existan los libros, las bibliotecas, las librerías ?
El olor maravilloso de unas páginas recién abiertas, de las portadas exquisitas que  seducen la vista, de  palabras creadoras de vidas que podrían ser la tuya, ¡qué querrías fueran la tuya! ¡Esos mundos de ayer y hoy!  
Un libro. Siempre. Desde siempre.

jueves, 12 de abril de 2018

Solos


Estamos solos.
Aunque tengamos pareja,
amigos,
familia.

Estamos solos.

No cuando viajamos en metro
o caminamos por la calle.
Estamos solos
al tomar decisiones trascendentes,
al enfrentarnos a nuestros miedos,
al pensar en el futuro.

No importa estar rodeados todo el día
por una ingente cantidad de personas;
ni siquiera que estas  te aprecien.

A la hora de la verdad,
en la vida,
estamos solos.

Nuestra conciencia y nosotros.
Nuestro valor y nosotros.

Nuestra soledad y nosotros.

jueves, 5 de abril de 2018

¿Vidas privadas?


Me cuestiono qué nos induce a la gente a empeñarnos en contar al mundo nuestras alegrías y miserias. ¡Parece como si no existiéramos fuera de las redes sociales!
Para los que me lo vayan a echar en cara tengo respuesta rápida: las uso como herramienta de promoción para mi trabajo. No sólo hablo de mis novelas, también de las que leo o de las actividades culturales a las que asisto, para ofrecer una visión cercana de mí. No es lo mismo ver una portada y no saber a quien pertenece que unir esa visión a la del autor/a. Hay personas a las que leo porque las conozco, o porque sé que tenemos valores o gustos comunes. Si el libro de un autor desconocido me entusiasma enseguida busco información sobre él / ella; si no me gusta; no.Pensando en ello, me publicito. 
En fin, he divagado. La reflexión iba de otra cosa. Desde mi punto de vista lo interesante de las personas son sus ideas, no sus vidas privadas; sin embargo hay una tendencia a exhibir datos sobre la familia, los problemas, las alegrías...Que lo respeto, pero no lo entiendo.
Creo que tener privacidad es hermoso. Es mágico. Te da un respiro en un mundo donde todos parecen saber de todos. Antes nos quejábamos de los vecinos cotillas pero es que ahora los invasores cotillas somos nosotros que damos información de nuestras vidas  sin el menor pudor.
¿Qué me ha llevado a escribir esta reflexión? Una peli de Alex de la iglesia que vi la otra noche, Perfectos desconocidos. ¡Jod…! Estos no van de cotillas, al revés, van de secretos. ¡Y menudos secretos! Pero claro, te pillan el móvil y tienes tu vida expuesta. Todo lo que has callado, por interés o miedo, puede ser motivo de escándalo en medio segundo. Las redes guardan nuestras fotos, nuestros mensajes, nuestras agendas… Los pensamientos que antes escondíamos en diarios los tenemos ahora en carpetas o aplicaciones de móvil, las cartas son wassaps ...y así hasta el infinito.
En el futuro viviremos como en un escaparate, tipo Gran Hermano ( si es que no lo estamos haciendo ya)
En un descuido, hasta puede que la novela de George Orwell, 1984, sea una realidad.

jueves, 29 de marzo de 2018